Tarde de invierno

05/05/2009 § 2 comentarios

Hace frío en su despacho. Afuera parece estar igual. Llueve, es invierno. (Generalmente no se siente triste con la lluvia pero en esta ocasión le hace reflexionar…)

Reflexionar? Y porqué va a reflexionar? No lo sabe…
Por las cosas que ha hecho mal y que aun paga las consecuencias?
Por las cosas que otros hicieron y que le han causado tremendo dolor?
Por seguir atada a un sentimiento?
Por creer en el futuro aun cuando el presente le recuerda que no debe construir castillos en el aire?

Un mensaje. Una persona a la que ella quiere mucho para contarle de su historia; vaya! No es la única que pasa por esto… Un momento… jajaja, ¡que gracioso! ella dando consejos de cómo superar una dependencia emocional cuando por sí misma no ha podido hacerlo -que ironía- Que fácil es dar consejos. Que difícil es seguirlos. Una ciega guiando a un ciego.

Una llamada. Que locura. ¿porqué ahora? El diablo y sus tentaciones (el diablo no tiene que ver en esto!) Responde, no puede ser mal educada. Controla la situación, piensa en lo que exige al protagonista de sus sueños (y sus pesadillas), piensa en los motivos que recibe, no quiere cometer el mismo error mas algo lo hace dudar. (Suspira, aguanta, se muerde el labio inferior, ‘no hagas lo que no quieres que te hagan’ – recapacita)

Los fantasmas la persiguen. No huye de ellos. Piensa en abrirles la puerta… Recuerda su promesa.

Piensa en él.
En el motivo de su angustia y la solución a la misma.
El objeto de su deseo y la fuente proveedora de desprecio.
La persona que ama y a quien odia.
La euforia y la depresión.
El verso y la prosa.

Definitivo.
Tomará el riesgo. Espera y vigila con pasión y locura, con prudencia y recato- una reacción.
Quiere amarlo y aprender del pasado; ser su amiga y él su amigo… pero tiene miedo.
Esta harta de esconderse y seguir el juego. Quiere gritar que lo necesita a su lado pero nadie debe enterarse.
Quiere salir corriendo, quitarse la mascara y mostrarse tal y como es para que llegue, como cual musa al artista, quien despierte de nuevo al ser que duerme en su interior.
Quiere encantarlo de nuevo, quiere seducirlo como antaño… o morir en el intento.

Fortaleza, Paciencia y Fe.
Si da un paso atrás que sea para tomar impulso. Sin arrepentirse
. Sin remordimientos. Sin rencor. Viva la vida! Gracias por las segundas, terceras o cuartas oportunidades.
Gracias por dejarnos tomar nuestras decisiones, por las experiencias, por todo y por nada.

Anuncios

§ 2 respuestas a Tarde de invierno

  • Anonymous dice:

    Me gusta que no te desanimes con la lluvia, sé proactivo. Pídele a dios que te ayude.

  • BJM dice:

    Los ciegos tienen mucho mas corazón que los que tienen ojos, ya que estan ciegos porque alguien les daño la mirada pura de su alma.
    Jajajaja y hablando de ironias en tu historia hay muchas que se pueden subrayar.
    Hasta pronto AMIGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Tarde de invierno en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: