Alfombras, muerte, alcohol.

03/04/2010 § 8 comentarios

Viernes Santo. La brisa del atardecer refresca tu ambiente, el sol empieza a caer y es la mejor hora para ir a ver las alfombras. Las calles de la colonia están llenas, muchas familias han salido de paseo recorriendo cada estación.

Hay elotes locos, panes con pollo, atol chuco, pupusas, panes mataniños y un par de bolitos haciendo show bailando reguetón… cuando entonces recibís una llamada.

– Donde estas?
– Ando viendo las alfombras, voy por donde la Laurita.
– venite rápido! Al profe parece que le dió un ataque al corazón y el negro necesita que le ayudés!
– No jodás! Vergón, voy para allá…

Corrés entonces de regreso a casa. La gente se te queda viendo y apenas te hace espacio para pasar. Ya no aguantás por estar fuera de forma. Llevas a alguien a quien dejas con uno de tus hermanos que casualmente va pasando por ahí.

Llegás casi sin aire a la casa del profe. Tu otro hermano ya le toma los signos vitales. Él señor está sudando, le cuesta respirar, está confundido y ansioso. Lo acuestan en el piso y le hacen Trendelemburg. El profe habla, le hacés preguntas para determinar su estado de conciencia, su piel está helada y no para de sudar.

Monitoreás pulso, respiración y temperatura mientras llega el vehículo donde lo llevarán al hospital. Un chavito, nieto de él, está a la par tuya pendiente de lo que hay que hacer. La familia al rededor y uno que otro meque sofocan la pequeña sala.

Hablás con él cuando de repente le falta el aire, parece ahogarse. Sus ojos se cruzan y ves sus labios ponerse azules. El niño se asusta y la gente arma alboroto. Él tiembla, sus brazos se ponen ‘tiesos’ y te ve de frente, como que quiere decirte algo… entonces deja de respirar.

Q.E.P.D.

Abrís vías respiratorias. No sentís pulso ni respiración. Hacés respiración de salvamento, no hay reacción. Todos los manuales, libros e historias de primeros auxilios pasan por tu mente en un segundo, reaccionás: “Negro, démosle”… Comenzás insuflaciones y compresiones. Parece reacionar un par de veces pero no se sostiene. Pasan 10 minutos, tiene los labios azules y la lengua morada, está frio, sus pupilas están dilatadas completamente. Ves a tu hermano y entienden lo que deben hacer.

Ya pasó suficiente tiempo y no responde. Podriamos seguir pero sería en vano. Ustedes decidan que van a hacer ahora con él…

La angustia se generaliza. Quieren que sigás mas sabes que has hecho lo que estaba a tu alcance. El niño llora a la par tuya. Con tu hermano sugieren cerrar la puerta, por respeto al profe, pues el puto morbo llenó la entrada de gente que quiere ver. Das las condolencias, te apenás en tu interior por no haber servido de mucho y te retirás.

Tenés un nudo en la garganta, parece que no podría ir peor, hasta que ves a tu padre en alto estado de ebriedad. Tu madre y tu hermana pelean con él. Metés la cuchara para calmar las cosas y terminas siendo el villano. Crees que eso era vieja historia mas parece que algunos no han logrado romper el círculo vicioso del alcohol/violencia doméstica. Te emputás y salís de ahi… Hablás con la unica persona a quien podés confiarle tus emociones y recapacitás. Aceptás que te pasaste y regresás a casa.

Ocacionalmente un bolo puede amargarte una noche. Ves alfombras una vez al año. Rara vez alguien muere en tus manos… y es casi imposible pasar las 3 cosas el mismo día. La probabilidad existe y podría suceder, pero de seguro no estarás preparado.

Etiquetado:, ,

§ 8 respuestas a Alfombras, muerte, alcohol.

  • RQ dice:

    Q yuca mi estimado….me dio un leve escalofrío :S

  • menochez dice:

    Sum, vos siempre me transmitís todas tus emociones con tus escritos pero esta vez hubo mucho más que eso.

    Esa sensación de cuando vos sabés que alguien YA SE MURIO y que no hay RCP que valga…sabés que debes parar y tenés gente al rededor que quiere que “no te rindás”….no hay nada mas intenso que esa experiencia.

    Es yuca hacer algo porque uno es el único que podía hacer algo…y es mas yuca cuando se te pasa por la cabeza que ese algo no fué suficiente. Pero si fué.

    Buen trabajo. En caso que nadie te lo haya dicho aún.

  • ibapasando dice:

    Las procesiones y alfombras son para conseguir “culos” pero de forma indirecta y paciente. Los muertos son para llorarlos y enterrarlos o cremarlos (según el gusto). Y los bolos no deberíamos formar familia….. y si toma, el día que tome mejor que ni llegue a la casa.

  • Iria dice:

    Bueno amigo… Son cosas casi imposibles de que pasen en el mismo pero se dan!
    Hiciste lo que se pudo y los familiares han de estar agradecidos por lo que hiciste,
    Por lo demas son cosas que no podemos controlar, que pasan y van a seguir pasando.
    Pero lo importante es como vayas a reaccionar…
    Cuidate!

  • elsum dice:

    RQ, interesante mezcla de emociones te diré

    ibapasando, a huevos, o no tenés familia o te quedás a joder en la calle.

    iria, Gracias por el apoyo.

  • Elena dice:

    No imagino ver morir a alguien Sumito debe ser espantoso😥 pero animos que no cualquiera tiene el valor para hacer lo que tú y tu hermano hicieron.

  • […] dias en los que de plano te dan ganas de salir corriendo o que la tierra te trague. Puede suceder que te pasen algunas cosas que incien una avalancha de emociones, sentimientos e ideas que terminan casi […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Alfombras, muerte, alcohol. en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: