De modos rancios y las disculpas del caso

11/04/2010 § 9 comentarios

Hay dias en los que de plano te dan ganas de salir corriendo o que la tierra te trague. Puede suceder que te pasen algunas cosas que incien una avalancha de emociones, sentimientos e ideas que terminan casi asfixiándote.

Lo peor es que toda tu vida te has desahogado escribiendo cartas y botandolas después o escribiendo posts que nunca publicarás; sin embargo, a veces, se te ocurre la genial idea de pedir ayuda.

Y no es que pedir consejo sea malo, lo malo es no saber pedirla! Buscas una forma de hablar con alguien de confianza para que te abra los ojos y te haga reaccionar… pero te sale el tiro por la culata. A veces cuesta entender que un ‘no’ es un ‘no’.

Sentís que la cabeza se te llena de pendejada y media, te ponés ansioso, dudás, querés gritar, estás rancio, llevás la contraria, te vale todo… intentás hablarlo pero la puerta se cierra de nuevo y acabás actuando como vishito virgo-puberto-quinceañero.

Al final reaccionás y entendés que la gente no tiene nada que ver con lo que sentís! Es tu problema depender de la gente y ahogarte si no podés verla. Te ahuevás entonces y no hallás forma de disculparte por el modo en que actuaste. Estás con la cola entre las patas, aceptás que la cagaste pero eso no revierte el daño producido.

Ves como la gente tiene vida propia, salen a pasear, tienen varios amigos, no se ahuevan asi por asi y también tienen historias que contar… y caés en cuenta que aún cuando no hablaste con ellos, tácitamente te demuestran lo que debés hacer: la vida se disfruta mejor si no agarras llave, si no andás con clavazones.

Habrá que cambiar algunas cosas… pero antes, quiero pedir disculpas por abusar de la confianza y comportarme de forma tan egoista. Que sea como Piedra Angular en mi mundo no obliga a nadie a que esté pendiente de lo que me pasa habiendo cosas mejores que hacer.

Perdón >.<
trataré que no pase de nuevo.
Lección aprendida.

Etiquetado:, ,

§ 9 respuestas a De modos rancios y las disculpas del caso

  • RQ dice:

    Hey Sr. para esos ratos rancios….una “morenita” está bien.. ;)….cuando se sienta así casi afixiándose….aqui estamos (Y)..y así es…”la vida se disfruta”

  • Thor dice:

    Un valdecito en waldos bro mira que tenemos un vergo de no ir hay vete que ondas ahi.

  • menochez dice:

    Aunque en Skype, yo estaré disponible si querés hablar. Como me conozco y se de las fabricaciones de las que es capaz mi propio cerebro, soy alguien que puede escucharlo CASI todo sin juzgar.
    Asi que ya sabés.

  • Loy dice:

    Cuando me pasa eso me veo al espejo y me digo: “Buuuuu, la regaste”. Pero siempre es bueno reflexionar y ponerse las pilas para enmendar el error.

  • darkela dice:

    Muchas veces nos pasa que nos sentimos tan comodamente hablando de todo lo que nos pasa por que nos escuchan tan detalladamente, pero perdemos la idea de que tambien las demas personas les gusta ser escuchadas y compartir sus vivencias. Se pierde la idea de compartir / escuchar, pero tambien es bueno darse cuenta de que uno no siempre esta en lo correcto.

  • Clau dice:

    Acabás de describir justo la sensación con la que he pasado todo este día. Al menos veo que no soy la única y que no me agarra porque soy mujer, como diría el pueblo.

    Chivo tu blog, sólo te había visto comentando en otros lados, creo que hasta en el mío, pero no había pasado por aquí. Me quedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo De modos rancios y las disculpas del caso en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: