cuando no sabes porque

07/05/2010 § 12 comentarios

Que feo se siente cuando no sabes porque suceden ciertas cosas.

Pensás que pudiste ser muy turbio y egoísta o crees que fuiste demasiado blando y sumiso. No sabés si has sido tan simplón que no mostraste interes o has sido demasiado empalagoso. Si Te clavás con cualquier cosa o sos un indolente para todo.

Pudo ser falta de fe o que apostaras y entregaras todo, a ciegas, a una sola cosa. Talvez fueron los versos ridículos que nacían al pensar en alguien o las hirientes palabras que salieron de tu boca. A lo mejor tu pesimismo con la vida o tu particular forma de enamorarte.

Habrá sido que sonreís demasiado o quizá que solés callar cuando podés decir alguna verdad. Mucho hablamos de nosotros aunque mucho estamos pendientes de otros y no dejamos respirar. Será que no sabés comportarte en compañía y mucho menos manejar tu soledad.

Quizá fue lo asimétrico de tu rostro o tu acoso al mirar a los ojos, al estar frente a frente. No maduraste a tiempo o asentaste cabeza demasiado rápido. No se dieron las circunstancias o dejaste pasar tu momento. Pediste mucho y no ofreciste nada o entregaste todo y no recibiste a cambio.

Es de madrugada y está frío, duele la garganta, tenés un antojo de M&M, la lluvia cae suave y suena en la sala de tu casa:

♫ And I wonder, still I wonder, who’ll stop the rain… ♫

Anuncios

Etiquetado:, , , ,

§ 12 respuestas a cuando no sabes porque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo cuando no sabes porque en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: