A veces

05/03/2011 § 5 comentarios

Dando vueltas en mi correo terminé desenterrando emociones que, de hace poco, reconozco estaban ya ocultas. Redescubrí mis favoritos; leí viejos mensajes; encontré algunas fotos…

Me reencontré con el brillo oculto en aquella sonrisa, con las veces que la veía distraído, dibujando cada una de sus palabras, mientras disfrutaba el exquisito movimiento de sus labios en cámara lenta; de como me angustiaba por un solo día que no supiera de ella o cuando inventaba cualquier cosa para verla, para saludarla, para leerle, para escuchar su voz; para saberla ahí, cerquita de mí.

Me doy cuenta como muchas cosas aun guardan parte de ella. Me recuerdan a ella. Libros, mensajes, correos, fotos, apuntes, la factura del BW, la entrada al cine, el post-it donde escribió mi nombre. Todo ello la nombra, la detalla, la cita y se llena de júbilo mi mundo al recordarle.

Y es que los dias dejaron de ser lo que antes eran, pase entonces a definirlos, cualificarlos, describirlos en papel; mis soledades acababan con un mensaje de texto, con una llamada, con un ‘hola, que tal?’. Era como si se reconstruyera todo el tiempo y el espacio, todo era mejor así.

Pero por más que piense borrar los mensajes y los correos, las fotos y las facturas eso no borrará lo que ella precisa en mi vida. Conocerla me ayudó a cambiar para bien aunque, lastimosamente, no a su lado. Su presencia me inspiró a levantarme, su recuerdo ahora me hace caminar, y eso es suficiente, por ahora.

A veces, cuesta entender que lo que uno quiere no es precisamente lo que uno necesita; pero, cuando lo haces, la vida se vuelve más sencilla.

§ 5 respuestas a A veces

  • Jorge dice:

    Que gran conclusión. Que bueno que camines ahora de manera más sobria.

  • Elena dice:

    Que lindo sumito, ya ves como las cosas van a mejorar. Solo ten fe en Dios y veras cambios en tu vida.

  • Mariana dice:

    No, no se vale, leer un post así, en un domingo de turno, te arranca recuerdos agridulces, te pone a pensar, te transporta a tiempos que creíste mejores y te saca lágrimas de los ojos. Y luego los compañeros se te quedan viendo como si fueras loca.
    Qué lindo escribís.

    • elsum dice:

      Awww Marianita, no era mi intención! pero te entiendo, en su momento sentí esa agridulce emoción pero como dijo Gabo:
      “No llores porque ya se terminó… sonríe, porque sucedió”
      Y muchas gracias ^^

  • elsum dice:

    Jorge, Elena, todo depende de como ves el mundo vivís contento por lo que tenes o ahuevado por lo que te falta. Gracias Jóvenes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo A veces en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: