Ceder el asiento en el bus

02/12/2011 § 8 comentarios

Venia del trabajo un día viernes aun resignado porque trabajaría todo el fin de semana, cansado del desvelo de la noche anterior y simplemente irritado cuando me subí a la coaster que me llevaría a la casa. Todo normal hasta ahí.
Pero resulta que aun en el Parque Infantil estábamos cuando subió una señora embarazada (ya entrada en el proceso o iba a tener quintillizos pero era súper obvio su estado de gravidez). El cobrador hizo el comentario pidiendo que algún caballero le cediera el asiento a esta persona cuando de repente la pareja que estaba sentada frente a mi se levantó. Un tipo a la par mía casi se aventó empujándonos a todos para, según yo, darle el asiento a esta chera… pero no, el muy maje jaló a la novia impidiéndonos el paso a todos y se sentaron a amontonarse así nada más.
Los que íbamos ahí nos miramos pues le hicimos espacio a la embarazada para que se sentara y este se aprovechó para meterse con su mujer.
Mi sentido ético se sintió lastimado y aunque mi espíritu humanitario y mi fe santa, católica, apostólica y romana a huevos me impide desearle el mal al prójimo debo decir algo: que cabrones estos que no pudieron darle un asiento a una mujer embarazada!!!
Estaré chapado a la antigua o como quieran pero me calentó horrible y me dió una gran cólera! Puta pienso en el riesgo per se incluido en esa etapa; imagino a mi mamá en sus embarazos, a mi hermana y mis cuñadas, a la mamá de mi hijo haciendo maniobras para que no la aplasten y que estos san vergones la dejasen sin asiento como que mucho me agrada la idea vea.
Así es que, con su permiso, espero que a esos HDLGMP necesiten alguna vez asiento con sus hijos o embarazos, que se hagan los dormidos frente a ellos y les den calambres en las patas…
Ok, no. No soy quien para decir todo eso, solo espero de verdad no escupir para arriba y mi Gabo aprenda normas mínimas de cortesía y civismo para no hacer cosas como esta.

Y ya. Ya me desahogué y sudé calentura ajena. Me permito tomar mis sacrosantos alimentos y no cenar empurrado enojado.

§ 8 respuestas a Ceder el asiento en el bus

  • PCABRERA dice:

    Incrible pero cierto y no digas solo embarazadas, a ancianos también, pero si hemos perdido mucho la cortesía y civismo =(

  • Cindirela dice:

    Lastimosamente es “el pan nuestro de cada día”. Qué mal por las nuevas generaciones que van creciendo sin valores. Vamos de mal en peor.

  • KR dice:

    Jajajaja… me he reído tanto imaginándote escribiendo el post. Ayer venía en un bus para mi oficina y vi a una mujer embarazada… le di mi asiento, el maje que iba a mi lado, solo medio se movió para que yo pasara y el mujer en cuestión entrara también. Me quedé paradita al lado y solo se me quedó viendo, creo que le pareció curioso que una mujer le cediera el asiento a otra.

    No estamos acostumbrados a la bondad, andamos a la defensiva y se nos olvida que algún día podemos necesitar de otras personas.

    No te enojes… se hace lo que se puede, tenes la dicha de poderle enseñar a otros ser humanito buenas costumbres. Los adultos ya estamos algo mal amañados, pero más de alguno se sensibiliza.

    Suerte en los buses ^^

  • soila dice:

    Puchica, pero también la novia pendeja que no le dijo nada al “hombre” y se sentó. Cuando mi novio me sugiere algo en lo que no estoy de acuerdo, le digo y le explico porqué no voy a hacer lo que él quiere.

    Al leer este post, sin querer recordé el comercial del banco agrícola, (donde los trabajadores son hechos m…, al menos cada vez que yo tengo que hacer algún trámite alli), que dice “y si volviera a nacer, nacería salv…..” Si como no!

  • ibapasando dice:

    Recuerdo los libros de cortesía y etiqueta que leíamos de jóvenes, cortitos pero con muy buenos consejos. La etiqueta nunca me interesó, pero la cortesía hace que dos personas se sientan bien, la que la recibe y la que la da.

  • Wendy dice:

    Que HDP jajaja, a mi me enoja eso, cuando pasa con mujeres embarazadas, con niños y también con ancianos, justo ayer iba un señor de la tercera edad subiendo al bus y dije, si esa señora que lleva el asiento ocupado con su cartera no le da el asiento yo se lo doy, el señor le pidió permiso para sentarse y ella se lo dió… y estaba joven la señora esa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ceder el asiento en el bus en Alter Ego!.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: