“d’Aubuisson es uno de los personajes más siniestros que he visto en mi vida”

30/01/2012 § 3 comentarios

Fragmento de entrevista de César Castro Fagoaga/Denni Portillo a John Carlin.

La invitación que tuvo John Carlin (Londres, 1956) era para hablar de Nelson Mandela, el rugby y cómo el deporte fue un vehículo para unir a una Sudáfrica que dejaba atrás el horror del apartheid. Carlin cumplió con la Fundación Educando a un Salvadoreño (FESA) y participó en un conversatorio masivo realizado la semana pasada. Su corta estancia en el país, sin embargo, no pasó por alto. Carlin llama la atención: porque escribió el libro “El factor humano”, en el que se basó la película “Invictus”; porque ha escrito un libro sobre el Real Madrid (“Los Ángeles Blancos”), una de las preocupaciones nacionales junto al Barcelona; y porque a partir de uno de sus artículos se escribió el guion de “Die Hard 4”.

Lo menos promocionado, sin embargo, es harto interesante. Carlin, que habla un perfecto español (su madre es española, se crio en Argentina, y vive en Barcelona), cubrió los conflictos armados centroamericanos de los ochenta. Durante un año, 1984, El Salvador fue su base como corresponsal para el periódico The Times o la BBC, aunque visitó el país muchas veces durante esos años. En esta entrevista recuerda aquellos años y habla, como no, de fútbol.

¿Cómo calificarías a cada uno de los bandos?

¡Uf! El personaje de Roberto d’Aubuisson es uno de los personajes más siniestros que he visto en mi vida. Algo absolutamente siniestro y terrible. Hablé con él, fui a muchos mítines de ARENA donde él hablaba y cantaban esa canción. Era tanto odio, tan destructivo. Te digo una cosa: intento mantener mi distancia periodística entre el ERP y ARENA. Pero me pones una pistola en la cabeza y me dices: “tienes que elegir uno de los dos, porque si no te matamos”. Entonces tengo clarísimo con qué bando iba a ir. Por supuesto que la guerrilla también hizo sus cosas y asesinaban a alcaldes, cosas muy terribles, pero había, por lo menos, un cierto idealismo detrás de esto y eran conscientes de que en El Salvadorhabía una enorme, brutal, injusticia social, que era la que estaban tratando de combatir. Iba a San Miguel, Chalatenango, Morazán y hablaba con los guerrilleros. Estaba días con ellos y los conocía. En general, era gente con la que uno podía hablar, uno podía discrepar, tener un debate y decirles: “no estoy de acuerdo con esto, por qué matan a los alcaldes, jodidos”. Uno podía tener una discusión más o menos civilizada y había un alto nivel de concientización política incluso en guerrilleros que, evidentemente, eran recién salidos del campesinado. Se notaba que había un esfuerzo para educar a la gente. Mientras que ARENA lo que quería era mantener las cosas como habían estado toda la vida, que era mantener la situación de injusticia medieval y con pocos más argumentos que no fueran la destrucción y la muerte. Ahora que soy más maduro, lo vería diferente, pero ese joven John Carlin que estaba ahí veía las cosas de esa manera. Los militares es más ambigua la cosa, en el sentido de que había todo tipo de personajes dentro de los militares, había gente con diferentes posiciones políticas. Conocí generales que eran razonables y en cuanto a los soldados de a pie, los que estaban combatiendo en Morazán, Chalate, en Brigadas de Reacción Rápida, era gente que por circunstancias de la vida ahí estaban y no les guardaba rencor, sino respeto porque les correspondió eso y fue lo que tuvieron que hacer.

Lea aquí el artículo completo en La Prensa Gráfica.
Anuncios

De como aprovecharse del dolor ajeno

24/10/2011 § 6 comentarios

Las lluvias pasadas generaron estragos nunca antes vistos en el país. Efecto del cambio climático, las zonas que habitualmente han sufrido por las lluvias y sus efectos ahora pasaron una experiencia inesperada que superó cualquier pronóstico o registro previo en el país.

Y muchos se solidarizan con la gente afectada, muchos critican lo que las instituciones gubernamentales y municipales hacen. Muchos aprovechan para tirar zarpazos a dirigentes políticos cuando ellos no hacen más que decir ‘pobrecitos’ y, peor aun, hay otros que se aprovechan para sacar beneficio alguno.

Y más allá de lo que puedan decir sobre mi posición política, hay que ser demasiado descarado o indolente para sacar, en plena emergencia y calamidad nacional, un comercial como este:

y para colmo, este señor haciendose publicidad hasta en las hojas de los palos en la calle, No perdona!

Personas y partidos así desmeritan el trabajo que implica ayudar en una operación como estas (aplica para todos/as los que lo hacen, particularmente conozco este caso). Si van a ayudar, que lo hagan y muchas gracias! pero nombre, tampoco se pasen verdad como bien decían por ahi:

Ven, no soy el único que cree que se pasaron esta vez...

Cálmese, no hago campaña, pero molesta como terminan siendo más un estorbo y un dolor de cabeza a los que, sin hacerse bulla, ayudan de verdad a la gente en los albergues y comunidades. Si supiera las que uno pasa por ellos!

Se pelaron, en serio.

Desarrollando con Android

01/05/2011 § 1 comentario

A mi me encantaría tener un celular chivatada pero con Android jejeje quizá he visto mucha publicidad pero quiero uno asi 🙂

Pero no quiero hablar de mis gustos frustrados sino que quiero dejarles esta atenta invitación al proximo evento organizado por los amigos del GTUG El Salvador, esta vez con el muy interesante tema: “Desarrollando con Android”

La reunión será el próximo miércoles 11 de mayo, desde las 6:30 pm hasta las 9:30 pm en la UCA, Aula D – 33 (Edificio nuevo).

Si necesitan información adicional pueden estar pendientes de su Twitter, su Facebook o su sitio web.
Espero verlos por allá y saludarles 🙂

Más que 140 caracteres: Twestival SS 2011

21/03/2011 § 2 comentarios

En ciertas épocas del año, como Semana Santa y Navidad, se producen disminuciones en las reservas de los bancos de sangre debido a que la población cambia transitoriamente sus hábitos y deja de donar. Sin embargo, los enfermos ingresados en los hospitales no disfrutan de vacaciones y la demanda de los hospitales no suele descender durante esas fechas señaladas.

Pensando en esto, nace la idea de hacer una “Campaña de Donación Voluntaria de Sangre”… pero como? he ahi donde aparece el Twestival.

El Twestival (Festival de Twitter) es un movimiento global que se celebra un único día y aprovecha la capacidad de convocatoria de las redes sociales para organizar eventos que movilizan a las comunidades en apoyo de una causa solidaria.

San Salvador no se quedaría atrás y eligió como causa solidaria a la Cruz Roja Salvadoreña. La idea es realizar esa Jornada de Donación en sus instalaciones del Banco de Sangre haciendo una convocatoria masiva a través de redes sociales como Facebook y Twitter.

Fecha: 24 de marzo de 2011
Lugar: Cruz Roja Salvadoreña San Salvador
(17 calle poniente y avenida Henry Dunant, Centro de Gobierno)
Hora: 7:30 am a 3:00pm (se atenderá al mediodía)

Soy de los que creen que están bien las críticas, las quejas, los comentarios y las sugerencias en tuiter y feisbuk 🙂 pero nada de eso sirve si no pasamos a la acción Así que seamos más que 140 caracteres y actuemos offline!

  • Sigue al #Twestival en San Salvador: @SStwestival
  • Hazte fan en Facebook: http://www.facebook.com/pages/Twestival-El-Salvador/170400899675492
  • Página oficial: http://sansalvador.twestival.com/
  • Pueden consultar via Twitter a @CruzRojaSV o al Banco de Sangre al numero 2239-4951 y salir de cualquier otra duda!
  • Tweet. Meet. Give.
    Dona Sangre, Regala vida.

    BuserosSV

    24/02/2011 § 4 comentarios

    Los buseros, empresarios como motoristas, son como el típico vichito que se ha consentido por tanto tiempo que, cuando quiere ser corregido, se alza y hace cualquier berrinche sabiendo que fácilmente logrará lo que quiere (ellos como muchos sindicatos que no entienden siquiera que es un sindicato)

    Esta gente no viene a negociar; exigen, mas no ofrecen. Quieren más plata pero no mejoran su servicio, no pagan las esquelas, no aceptan pagar un seguro por daños a terceros, los motoristas no tienen seguro social y trabajan 12 horas/dia, por lo menos… ah! pero que HDP estos que se creen los dueños de las calles!

    Esto salió de las manos desde hace ratos, hay que ponerle un alto de una sola vez. Ojalá ahora se pongan los pantalones y les recuerden que prestan un servicio público y no sigan manteniendo a este ‘atajo de pendejos’ como alguien que conozco diría. Que la soquen.

    La Llorona

    01/02/2011 § 4 comentarios

    Cierta noche estaba en mi casa con Gabrielito. Este tenía 3 años y recién iniciaba con mi #VidadePapáSoltero. Como vivía solo, me encerré relativamente temprano aunque me acosté tarde. Eran casi las 11 pm cuando dejé acostado a Gabo y me quedé disque arreglando la casa y recogiendo los juguetes.

    No medí el tiempo y solo se que me acosté. Apenas acomodándome estaba cuando escuché el grito más horrible que en mi vida he oido: Una tipa gritaba y lloraba como que le estuvieran dando una paliza entre varios.

    Me senté en la cama para escuchar mejor. Parecía que la chera estaba en la esquina del pasaje de mis papás, justo atrás de mi casa. Quería escuchar algo más para tratar de entender que pasaba pero nada, solo era ella y sus quejidos.

    Por un momento se quedó en silencio todo. Me fui a la sala y escuché el sonido de una patrulla de policía pero no sabia si estaban ahí o solo pasó por la calle principal. En eso estaba cuando comenzó de nuevo ese llanto, esos gritos.

    Estaba preocupado, quien podría ser! llamé entonces a mis padres pero inmediatamente corté, pensé que si alguien estaba golpeando a la tipa y escuchaba que sonaba el teléfono de ellos podrían hacerles algo. Marqué entonces al celular de mi hermana y le dije:

    – Eve, que pasá ahi?
    -Donde?
    – Ahí enfrente! que no escuchas a la chava gritando casi enfrente de tu ventana!!!
    – Yo no oigo nada vos, salú.

    Y me colgó la turbia. Digo, yo abatido porque algo pasaba y ella me dejó asi nada más… entonces me decidí a ver que sucedía.

    Me puse los zapatos y una camiseta. Tomé las llaves, abrí la puerta y salí. Justo al llegar al pasaje me detuve: ‘y si está la policía y me detiene pensando que yo le hice algo?’ -pensé-. Dicen que el malechor regresa a la escena del crimen (o mucha tele he visto) y me ahuevé a salir del pasaje. Regresé a la cama y me acosté. La bulla no se detenía y no me dejaba dormir. Gabito iba ya en el 5o sueño y lo pasé a mi cama. Traté de obviar ese llanto y vi el cel para ver la hora: 12:25 am.

    Juela!. Recuerdo que me dió ataque de risa y nervios. Me reía por pensar en tantas historias sobre espantos y similares que sucedían a media noche y que me parecían cosa del campo o de ‘viejitos’… pero me abatí porque sabía que estaba despierto! no me echo las cervezas, no tomo pastillas, nada de nada, no podía estar alucinando!

    Pero me acosté y no se como ni cuando me dormí. Al dia siguiente pasé dejando a Gabo a casa de mi mamá pues yo iba a trabajar. No dije nada hasta regresar del trabajo pues mi hermana ya les había contado que le llamé a media noche y que ella, del miedo, no quiso ni hablar conmigo. De mis vecinos, solo unas cheras del pasaje de enfrente habían escuchado a la señora llorando. Nadie más. Semejantes gritos podrían oirse a una gran distancia y más a esa hora!

    Mi madre me putió pues me dijo que no anduviera saliendo al escuchar esas cosas, menos dejando al niño solo en la casa porque algo podía pasarle a él, que eso que sucede no son cosas buenas. Desde relativamente poco, 5-6 años quizá, muchas personas han escuchado cerca de mi casa eso que sigue generando conmoción: en la quebrada que está cerca de la colonia (mi casa está justo en el 1er pasaje) se escucha en ocasiones esa mujer y a un bebé llorando.

    Leía este especial de elfaro.net y me trajo a la mente esta historia. Recordaba esto con mis padres este fin de semana y alguien dijo que es es ‘la Llorona‘… aunque según dice aquí no cuadra con lo sucedido o a saber, sería de salir a verla a donde se va si es que hay alguien (o algo) ahi aunque, por mis traumante pasado reciente, se apega más esta descripción.

    Vivir en las afueras de la capital en otra onda.

    Crónica de un sábado no cualquiera

    13/01/2011 § 8 comentarios

    Hace 10 años, mi papá se dirigía a supervisar una de las obras asignadas a él, donde trabajaba en ese momento.

    Era ya tarde, sábado casi al mediodía, pero debía ir. Lo acompañaba un compañero de trabajo y dábanse prisa por llegar antes que el tráfico pesado del mediodía los agarrara en el camino.

    Eran las 11:30 am cuando iban llegando a Santa Tecla. El plan era ir a comer al comedor cerca de la construcción donde iban para que saliera barato y comer bien. Minutos más tarde, entrando al redondel que lleva carretera al puerto, que algo se le ilumina en la cabeza y hace un giro brusco para entrar a la gasolinera que ahí se encuentra.

    No sabe porque pero de repente se le ocurrió que mejor se echaría una sopa maruchán ahí en la gasolinera. No suele comerlas desde que le atacó la gastritis pero ese día se le antojó. Entraron entonces a comprar y faltaban unos 20 minutos para el mediodía.

    Apenas pagó y salió de la tienda. Entrando al área de las bombas siente que de repente se movió el piso. No sabía si era debilidad del hambre o rezago de los tragos del viernes. Se detiene y que siente otra sacudida, más prolongada esta vez.

    El piso se movía y casi se echa la sopa encima. Vió como el techo de la gasolinera se movía como si tuviera pilares de goma, sentía que poco más y caía encima de las bombas de gasolina. La gente se movía como en cámara lenta y escuchaba la mezcla de pitos de carros, de gritos. Rostros desfigurados del susto y una señora que caía en la acera tras correr alarmada.

    El movimiento empezó a disminuir poco a poco quedándole la sensación en las piernas que aun el suelo se movía (que pudo ser cierto en realidad). “Terremoto”, pensó. Haciéndola de San Vergón, aun se disponía a llegar a su destino pero su compañero rompió sus nervios y empezó a temer porque su casa, de materiales frágiles, hubiera caído y lastimado a sus hijos. Mi papá desistió y viendo la conmoción en la carretera decidió irse a casa y dar aventón a su compañero.

    Se tardó casi 4 horas en llegar desde el redondel mencionado hasta nuestra casa. Viaje que regularmente le llevaba 30 minutos. Al llegar a casa lo recibimos con alegría pues los teléfonos celulares aun estaban colapsados y no sabíamos de él. Yo escuchaba noticias en una radito de esas chiquitiyas y fue ahí donde escuché de cierto lugar llamado Las Colinas en Santa Tecla que, según decían, había sido fuertemente impactado.

    Me acerqué a la casa y les conté lo que había oído. Mi papá preguntó excitado: ‘donde decís que es?’ – Las Colinas en Santa Tecla. Respondí.

    No olvidaré la cara que puso. Comenzó a decirnos que justo a esa colonia iba a inspeccionar ciertas instalaciones. Que precisamente iban rápido esa mañana para llegar al comedor donde los albañiles y la gente de la obra iban a comer y que ya tenían ahí varios cheros. Comedor que, con los días, logramos ubicar en las imágenes del lugar: casi al centro del deslave. 2 días después estaba yo en la Cruz Roja donando sangre y comencé una nueva aventura, para bien o para mal.

    Una sensación indescriptible aun se siente en el relato de mi padre cada vez que cuenta esta historia. No sabe como, donde ni porque su decisión de última hora de quedarse en la gasolinera y no ir por la sopa que tanto había pensado toda la mañana. Llámele, coincidencia, milagro, destino… pero doy gracias de verdad porque esa decisión aun tiene a mi viejo con nosotros.

    ¿Dónde estoy?

    Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con El Salvador en Alter Ego!.

    A %d blogueros les gusta esto: